Un poema para el

Publicado por Fiorella el 2/06/2011 Ocio

Mi sangre es la tinta de mis
versos tatuados sobre el
pergamino de tu piel
Mi aliento es el aire que
respiras al andar;
mi sudor es el perfume
de tu ser
Mis ojos son las estrellas
que te miran desde el cielo
Mi soledad es tu amiga incondicional
Mi oscuridad se ilumina cuando te ve
Mi lujuria se convierte en el paraíso
cuando me posees y me amas,
aunque sólo es mis pensamientos es realidad
Mi pasión, mi existencia, mi vida
todo te lo doy;
porque tuyo es el corazón que late
de amor cuando te ve
Mi paciencia es tu fiel aliada en la
espera que algún día aparezca y llegues a
quererme
Mi amor te pertenecerá durante
toda la eternidad que sólo se
conforma con verte
amar con pasión, amar con ternura,
Agradeces lo que existe en tu vida,
amas todo a tu aldredor
Todo menos al ser que te amará
como nunca nadie más lo hará
Karen Castro Ferrer