Mascarilla de la cera de abeja

Publicado por Fiorella el 31/12/2010 Mascarillas

La cera de abeja es una sustancia segregada por las glándulas céreas de las abejas más jóvenes y está compuesta por parafinas y oleínas.

Su elaboración, por parte de las abejas, no resulta fácil ya que solamente 1 kg de cera supone la utilización de 8 kg de miel.
El empleo de la cera para fines de belleza no es nuevo, ya los antiguos egipcios la usaban en la preparación de cremas y ungüentos.
Es importante observar que la cera de abeja, además de proteger la piel del aire frío o seco, sella el cutis con una película impermeable, dejando la piel suave y sedosa, y previene la aparición de arrugas.

Crema para párpados con vitamina E
Ingredientes
10 gramos de cera de abeja
1 cucharada de aceite mineral
2 cucharadas de aceite de germen de trigo
1 cucharada de vaselina sólida
Modo de aplicación
Fundir la cera en Baño María a fuego suave y añadir los demás ingredientes,
Mezclar hasta que la crema adquiera una composición suave y fría. Aplicar sólo en los párpados.

Mascarilla para arrugas alrededor de los ojos
Ingredientes
10 gramos de cera de abeja
2 cucharadas de lanolina
3 cucharadas de aceite de zanahoria
1 cucharada de agua de rosas
1 cápsula de vitamina E
Modo de aplicación
Derretir la cera a fuego lento y luego añadir los ingredientes con excepción del agua de rosas.
Una vez estén bien mezclada la preparación, retirar del fuego y agregar el agua de rosas.
Revolver y verter en un frasco de vidrio herméticamente cerrado. Aplicar un poco a diario, antes de dormir, alrededor de los ojos.

Crema con vitamina A para piel seca
Ingredientes
2 cápsulas de vitamina A
3 cucharadas de glicerina
20 gramos de de cera de abeja
3 cucharadas de aceite de almendras dulces
Modo de aplicación
Fundir la cera en baño María y añadir el aceite de almendras, y la glicerina.
Mezclar bien y adicionar la vitamina A. Retirer del fuego y añadir un poco de agua de rosas. Siguir batiendo hasta que se enfríe.
Aplicar sobre el rostro especialmente en las áreas propensas a arrugarse.