Enfermedad del Beso: la mononucleosis

Publicado por txk13 el 10/01/2013 Vida Sana

Cuando besamos a un chico que acabamos de conocer esa noche, no reparamos en qué puede ocurrirnos. Estamos hablando del VEB, la mononucleosis, o como comúnmente se conoce a esta enfermedad: enfermedad del beso. Es un nombre romántico para una enfermedad, pero sus síntomas no lo son tanto.

Se contagia por la saliva, con contactos íntimos, como es dar un beso, de ahí su nombre. También se puede contagiar a través de objetos, como por ejemplo bebiendo del mismo vaso que una persona infectada o un vaso sucio. Pero este último método de contagio es solo en el 10% de los casos, siendo el 90% restante mediante un beso.

Enfermedad del beso

La enfermedad del beso no se manifiesta al día siguiente de haberla contraído, sino que tiene un largo proceso de incubación. Comienza como si te hubieras resfriado, como una gripe: cansancio, fiebre alta, pocas ganas de comer; acto seguido se inflama la faringe y se crean placas, por lo que es fácil confundir ambas enfermedades. Además, en la mayoría de los casos se inflaman los ganglios.

También puede afectar al bazo, el cual se hincha, influyendo también en el hígado.

¿Y cómo se cura? Pues bebiendo muchos líquidos, con paracetamol y/o ibuprofeno si la fiebre es alta, y solo en casos excepcionales con antibióticos.

Cuando conocemos a un chico no podemos tener la certeza de qué el no es portador, por lo que si notas estos síntomas y te contagias de la enfermedad del beso, ya sabes cómo ocurrió.