El sueño del amor platonico

Publicado por Fiorella el 9/07/2011 Relaciones

el amor platónico podemos asociarlo con algo inalcanzable como estrellas de cine de Hollywood, o cantantes creo que entraban en esa categoría los chicos que conociamos, pero que sabiamos que jamás se enamorarían de nosotras.

Entonces el amor platónico es…

Resulta que en realidad, este término sí tiene que ver con Platón ya que este filósofo griego habla sobre este tema en varios de sus escritos, pero más que nada en “El Banquete”, donde define al amor como una motivación, algo que te lleva a buscar el conocimiento de una idea (en este caso sería la persona que te gusta) de una manera muy profunda, hasta conocer su escencia, su estado más personal e íntimo.
Es una forma de amor, o de amistad, en la que no interviene el aspecto sexual, inclusive, a veces, ni el contacto físico. Una vez que se llega a una relación física e íntima con esta persona, deja de ser un amor platónico y se convierte en el amor tradicional, como es conocido actualmente en el mundo.

Este concepto se refiere a enamorarte de alguien por lo que vale o por lo que es, más que por su aspecto físico. Es conocer su escencia a través de ver a esa persona a lo lejos, mientras se relaciona con otros. Averiguar cosas de esta persona, como sus gustos en música o sus placeres más personales.

Es enamorarte de la “idea” de esa persona, que ves a la distancia y, que si llegas a conocerlo, pueden pasar dos cosas: enamorarte más, o desencantarte totalmente. Por eso es que muchas veces el amor platónico no llega a concretarse, porque existe ese miedo a que la persona en realidad no sea como la hemos soñado.

Para la psicología, según la teoría de Robert Sternberg, existen 3 aspectos o componentes en el amor:

* La pasión que es el deseo primario de estar con la otra persona.

* La intimidad que es la capacidad de exponerse totalmente al otro, los sentimientos, secretos, etc.

* El compromiso, la seguridad de saber que esa persona se quedará contigo.
El amor platónico sería la pasión, ese primer deseo ese afán de buscar estar con esa persona con quien, si llega a haber una relación, se podrá pasar a la intimidad y posteriormente al compromiso.